• 26Nov2010

    thay-flor

    COMENTARIOS A LOS LIBROS DE THICH NHAT HANH

    Esta Sección pretende ayudar al lector poco avezado en las lecturas de libros de  Thay (T.N. Hanh) para  orientarle entre la multitud de títulos publicados por el autor en español. Cada entrada  hará referencia a la temática del libro con un espíritu, si no desenfadado, sí al menos carente de academicismo y erudición.

    Iremos colgando en la red comentario tras comentario sin una periodicidad fija ni un orden establecido.

    Una característica de los libros de Thay es que, en su gran mayoría, son libros “para todos los públicos”. Sólo algunas de sus publicaciones tienen un tono elevado, difícil de digerir por los profanos en la materia. Por el contrario, es fácil sumergirse en la lectura de aquellos que él destina a la inmensa mayoría, porque su finalidad, como buen bodhisattva, es el deseo compasivo de liberar a todos los seres del sufrimiento.

    El corazón de las enseñanzas de Buda editorial  Oniro.

    Reeditado en el año 2010, es uno de los libros de cabecera para   quienes se quieran iniciar en los estudios del Budismo. No exagero si digo que es quizá el libro que con sencillez y a la vez con profundidad mejor presenta los principios del budismo. Entre otros temas, se aborda el estudio de las Cuatro Nobles Verdades, Las Seis Paramitas, El Noble Óctuple Sendero… pero siempre siguiendo una característica de este maestro: Nunca se trata de exposición teórica exclusivamente. El budismo, para ser eficaz, como dice Thay, debe ser un budismo aplicado. Son enseñanzas para aplicar en nuestra vida, no para aumentar nuestra erudición.

    Así que a la vez que uno se orienta en este vasto mundo de la filosofía budista, aprende a aplicar dichos principios filosóficos a su vida diaria.

    Si hay algún libro imprescindible de Thay, si tuviera que llevarme algún libro a una “isla desierta”, con mucho gusto me llevaría un ejemplar de éste de El corazón de las enseñanzas de Buda.

     

    “LA IRA (El dominio del fuego interior)” Editorial Oniro 2002 Barcelona.

     

    Me dice mi compañera Itsaso que este libro está descatalogado, de modo que no será fácil que lo encontréis en las librerías, a no ser que al librero le quede algún resto. En la editorial, ni os molestéis.

    Cabe la posibilidad de que se esté haciendo una nueva edición  del libro en la colección de libros de Thay que la editorial está reeditando en tapas duras y mejor presentación y calidad. De no ser así, quizá sirva esta reseña como acicate para que lo tomen en consideración, porque se trata de una obra imprescindible para abordar la ira desde una perspectiva práctica. No es un libro teórico, aunque Thay profundice en la primera parte en las raíces que alimentan la ira en nuestra conciencia, como las percepciones erróneas, el consumo de imágenes, conversaciones, programas y actividades violentas… Somos lo que comemos, de ello no cabe la menor duda. Con tal consumo quizá estamos regando las semillas negativas que están almacenadas en nuestra conciencia.

    Thay nos enseña técnicas para parar, y comprender la raiz de nuestra ira y cómo el abrazarla en lugar de reprimirla o darle rienda suelta puede ayudar a apagar el fuego. Nos enseña cómo regar nuestras semillas positivas para transformar nuestra ira en visión profunda, comprensión y amor.

    Y vuelvo a repetir… un libro eminentemente práctico, puro budismo aplicado.

    La mente y el cuerpo de Buda  (edit. Oniro)

    Cuerpo y mente son uno. Somos nosotros los que hacemos esta división ilusoria. Al separar mente y cuerpo nos hacemos un lío. El cuerpo es mente y la mente es también corporal.

    En este libro Thay explica cómo funciona nuestra mente y qué podemos hacer para dirigir nuestra mente por el camino de la felicidad.

    No es un libro para principiantes. A veces se adentra en conceptos de la filosofía y psicología budista que para un neófito resultan algo incomprensibles. Es necesario empezar con otros libros mas “divulgativos” como es el caso de “Hacia la paz interior” por ejemplo.

    Este libro nos adentra como ya digo en la psicología budista: la conciencia como río, la naturaleza de la conciencia, las cualidades de la conciencia, la atención, la percepción, la sensación… etc.

    Estudia también el fenómeno de la percepción y la realidad (la percepción no está libre de error) y nos explica cual es el sentido del libre albedrío en el contexto budista.

    Un libro muy útil para quienes ya llevan un tiempo en la práctica.

     

     

    Camino viejo, nubes blancas   (ed.Dharma)

     

    Una biografía novelada del Buda Sakyamuni hecha con la poesía, la delicadeza y el buen gusto con que T.N. Hanh suele escribir sus libros.

    En esta novela uno asiste al discurrir de la vida de Siddharta desde los momentos previos a su nacimiento hasta su muerte.

    No  es un estudio de investigación histórica, es una novela basada en los conocimientos que tenemos acerca de la vida del Buda. Es por eso que Thay coloca en boca de Buda palabras como “plena consciencia”, “meditación caminando” y otros términos comunes a las prácticas de la sangha de Plumvillage.

    De todas maneras, como digo, es una biografía novelada que se atiene con bastante fidelidad a los hechos que cuenta la Tradición sobre la vida de Sakyamuni.

    Se lee de un tirón y es tan agradable que dan ganas de cogerlo una y otra vez para leer capítulos determinados. Para los niños también funciona genial porque les suena como un cuento. Es verdad que tiene un tamaño demasiado voluminoso para ellos, pero eso se suple fácilmente con la lectura de un capítulo diario por parte de papá o mamá antes de dormir.

     

    Un canto de amor a la Tierra  (ed. Kairós)

    “Nosotros somos la Tierra”. Con esta frase tan obvia pero de tan obvia también tan olvidada comienza Thay este libro de ecología profunda que ha sido uno de los últimos que he leído y uno de mis favoritos. Creo que todo ecologista y defensor de la Tierra y sus habitantes debería leer este libro porque le da profundidad a la lucha por el conservacionismo y lejos de sumirnos en la desesperación ante los continuos atentados que se prepetran contra ella nos anima a trabajar por el restablecimiento del equilibrio desde un optimismo sereno.

    Aparecen unas practicas para, textualmente, “Enamorarse de la Tierra” y establecer con ella un compromiso para curarnos mutuamente, tras el daño que le venimos infringiendo desde hace décadas.

    Para Thay la Tierra es el más grande de los Bodhisattvas porque los contiene a todos. Es ecuánime, nos da el sustento sin pedir nada a cambio, nos facilita los medios para la curación si estamos enfermos y nos regala con su belleza. La Tierra, en fin, es nuestro gran refugio.

    Nada que hacer, ningún lugar a donde ir  (biblioteca Thich Nhat Hanh, ed. Oniro)

    El subtítulo es sugerente: “Despierta a tu verdadero yo”. El libro está dedicado a las enseñanzas del maestro Linji, uno de los grandes patriarcas del budismo zen en China. Podría decirse que hay dos grandes maestros que han conformado el Zen que hoy se practica. Uno de ellos es el maestro Dogen, fundador de la escuela Soto y el otro es Lin Ji, conocido en Japón como Rinzai  y fundador de la escuela del mismo nombre. Ambos maestros como digo son los responsables de las dos grandes corrientes de Zen que hoy se practican por todo el mundo.

    Parece que el maestro Dogen hacía mucho hincapié en la meditación sentada, de manera que llegaba a equiparar al zen con dicha meditación sentada: “la esencia del zen es el za-zen”. El maestro Lin Ji proponía, sin embargo, la plena consciencia en cada acto cotidiano como el método más eficaz para entrar en contacto con nuestro verdadero yo, nuestra verdadera naturaleza. No menospreciaba la meditación sentada, pero para él era un medio hábil más para alcanzar la budeidad. Uno de los aspectos más conocidos de su enseñanza es el Koan, o batalla/enfrentamiento entre discípulo y maestro en el que éste, cargado de compasión, propone a sus discípulos situaciones, preguntas que harán al discípulo enfrentarse más allá de lo racional con aquella verdad de lo que somos que como digo no puede ser conocida desde el intelecto.

    En la primera parte de este libro se propone una recopilación de textos de Lin Ji en forma de  “combates de Dharma” entre maestro y discípulo  o bien en forma de “charlas de la tarde”. En la segunda parte Thay nos ofrece comentarios sobre cada uno de los textos de esta recopilación. El último apartado del libro propone prácticas basadas en esta “Recopilación de enseñanzas del maestro Lin Ji”

    Reseña de libros
    5 (100%) 3 votes

Actividades 2016 / 2017

Actividades 2016 / 2017

Estamos en

La Barca de Buda. Comunidad del Interser
C/. Moravía 6, local
41003 – Sevilla

Contacto:
Gregorio Hidalgo: 954901606; 652601432
Mail: goyointerser@gmail.com

Los días y horarios son los siguientes:

Martes de 19.30 a 21.00
Jueves de 19.30 a 21.00

Archivos

Categorías