• 14Mar2017

    CONSCIENTE DE MI CUERPO, INSPIRO

    SONRIENDO A MI CUERPO, ESPIRO.
     

    Siento que soy capaz de escuchar a mi cuerpo, de la misma manera que puedo escuchar al bebé cuando llora, sufre o necesita mi ayuda.

    Mi sensibilidad está ahí. No anda lejos.

    Pero el exceso de confianza con nuestro cuerpo se vuelve contra nosotros con demasiada frecuencia.

    El pozo de nuestras emociones almacenadas de mala manera en las profundidades de nuestro interior sufre en silencio.

    Cuando nuestro cuerpo o nuestras emociones hablan, lloran o sufren,  reclaman nuestra atención, piden la presencia de esa sensibilidad tan solicitada y buscan un poco de conciencia, de compasión.

    Para nutrirnos correctamente hay que practicar la escucha profunda. El ronroneo de nuestras tripas, las palpitaciones sexuales, los vacíos abismales, el dolor profundo, la atracción fatal, el miedo, los temores o tantos otros indicadores claman por ser escuchados como se merecen.

    No fuéramos a confundirnos.

    Siempre es mucho mejor llamarle a cada uno por su verdadero nombre.

    Thay nos sugiere que, cuando vayamos a comer un helado, lo miremos profundamente para notar su temperatura, inspiremos profundamente para reconocer  su sabor, oliéndolo con intención reconozcamos su textura, escuchándolo con atención disfrutemos sus colores y tocándolo amorosamente podamos recoger los primeros chorreones del deshielo. Comer un helado puede ser un momento de meditación profunda, una experiencia única que no hay que confundir con emociones provocadoras que puedan alterar  tan bonita y placentera experiencia.

    Comer un helado es comer un helado y siempre sienta bien (proverbio vietnamita).

    Comer emociones es cometer un acto de inconsciencia y casi siempre sienta mal (proverbio de la plena conciencia).
     
    Para profundizar en esta práctica, los días 24 al 28 de febrero de 2017, LA SANGHA DE SEVILLA EN LA TRADICIÓN DEL MAESTRO ZEN THICH NHAT HANH tuvimos la gran oportunidad de disfrutar de una experiencia profunda, una práctica amable y unas enseñanzas de Dharma al respecto de todo lo que nos nutre en nuestra vida cotidiana, tanto desde el punto de vista corporal, emocional  y mental, dirigido por Michael Schwammberger – Phap Son (exmonje de Plum Village y maestro del Dharma), en el Centro Natural El Remolino, en Cazalla de la Sierra, Sevilla.

    Es muy interesante observar cómo 54 personas, prácticamente casi todas ellas desconocidas entre sí, pueden llegar en cuatro días a un nivel tan intenso de complicidad y apertura. Creo que se debe al clima de plena consciencia, a la energía desplegada a través del silencio y el trabajo común que se consigue dicho milagro.

    El hermano Miguel (ex-Phap Son) tiene mucha experiencia en retiros. Durante más de 15 años lleva coordinando grandes retiros tanto en Plum Village y como  fuera de allí. Es una garantía siempre tenerlo entre nosotros. 

    A mí lo que más me llama la atención es su humildad y sencillez. No va de nada, parece que pasa de puntillas, pero atesora mucha experiencia en su interior… y sabe cómo transmitir ese clima de confianza del que hablaba al principio.

    La Sierra de Cazalla, ya en los periplos de la primavera, apuntando los brotes tiernos y con flores de mimosas en el jardín de El Remolino ha ayudado a soltar toda la carga que genera la vida en la ciudad. 

    De la comida en El Remolino aún anda por ahí más de uno en alabanza continua. Comida vegana, sabrosa y nutritiva. Pocas veces hemos asistido a un retiro donde se hayan esmerado tanto y los cocineros fueran realmente expertos en cocina vegetariana.

    Y luego cada uno se queda con sus propias vivencias, que le nutren y acompañan en su camino: los hay que recordarán algún momento especial de la marcha meditativa, del compartir del Dharma, de las enseñanzas del Dharma… y eso es lo que cuenta, que vayamos despertando a la vida en plena consciencia.

    Aquí seguirá la sangha del maestro Thich Nhat Hanh ofreciendo su práctica para el beneficio de todos.

    Aquí os dejo unas imágenes de esos momentos maravillosos,

    Tambíén os dejo publicado es maravilloso poema que ha escrito nuestro hermano de práctica Antonio Rosa sobre el retiro;

    Soleás de Nutrición Consciente

     

    Quieta Sangha meditando

    a todo provecho ausente

    en la calma prosperando.

     

    Campana que en melodía

    Cielo y Tierra abrazando

    mi corazón envolvía.

     

    Que aun teniendo su camino

    no está en la biografía

    de cada cual su destino.

     

    Madrugadas de febrero

    trazadas con pincel fino

    tras nutritivo aguacero.

     

    Renuevan mis promesas

    en despertar placentero

    abierto a gratas sorpresas.

     

    Y absorto con su presencia,

    sosegado entre dehesas

    brota la plena consciencia.

     

    Susurros del riachuelo

    en perpetua cadencia

    del sufrimiento, consuelo.

     

    Sensata alimentación

    nacida de fértil suelo,

    cual pasmosa mutación.

     

    Sabiduría jugosa

    la de andar con provisión

    de silencios generosa.

     

    Mi gratitud sigo dando

    por instrucción tan sabrosa:

    Inspirando y espirando.

     

     

     

    Antonio Rosa,

    Cazalla de la Sierra, a 28 de febrero de 2017

    Retiro Cazalla de la Sierra del 24 al 28 febrero 2017
    5 (100%) 1 vote

Actividades 2016 / 2017

Actividades 2016 / 2017

Estamos en

La Barca de Buda. Comunidad del Interser
C/. Moravía 6, local
41003 – Sevilla

Contacto:
Gregorio Hidalgo: 954901606; 652601432
Mail: goyointerser@gmail.com

Los días y horarios son los siguientes:

Martes de 19.30 a 21.00
Jueves de 19.30 a 21.00

Archivos

Categorías